Las grasas o ácidos grasos


Durante más de 30 años, los servicios de salud benevolente para nuestra salud y pagado por la industria farmacéutica y agroalimentaria, nos han explicado que ¡todos los problemas de sobrepeso provienen de nuestro consumo de grasas!
¡En realidad, no! ¡La grasa es esencial para la vida!
Es obvio que su exceso es malo para el cuerpo, como todos los excesos de hecho.
La grasa es el componente de nuestras paredes celulares, sin ella no hay células y sin células no hay vida.

Un poco de química:



Un ácido graso es una molécula de carbono grande con un número par de carbonos.
Hemos visto anteriormente que el cuerpo encuentra su energía en el acetato, el cual tiene 2 carbonos. La degradación de los ácidos grasos se produce perfectamente en grupos de 2 carbonos (excepto los 4 últimos utilizados por el organismo como "constructores" sin la producción de sustancias no deseadas.
¡Entonces nuestro organismo usa la grasa para fabricar el acetato que produce nuestra energía!

Los diferentes ácidos grasos



Hay 2 categorías principales de ácidos grasos saturados e insaturados.
  • Ácidos grasos saturados significa que todos los carbonos que componen la molécula están unidos entre sí por un enlace sencillo (se utiliza 1 electrón de cada átomo)
    Esto significa que el ácido graso saturado no se puede combinar con otros átomos, simplemente se puede cortar en trozos pequeños (acetato)

  • Ácidos grasos insaturados significa que hay entre ciertos átomos de carbono un doble enlace (enlace que involucra 2 átomos de cada carbono).
    Los dobles enlaces son puertas abiertas a la reacción química, por lo tanto, permite que la molécula de ácido graso tenga muchas otras funciones además del aporte energético.
    Esto permite, entre otras cosas, desplazar moléculas insolubles.

    A menudo hablamos de omega 3, omega 6 y omega 9
    Nada muy complicado, en química numeramos los átomos de las cadenas de carbono y el número que sigue a omega (ὼ) es simplemente el número del primer carbono que tiene un doble enlace.
    Los dobles enlaces se encuentran principalmente en los carbonos 3, 6 y 9 Ha llegado el momento de hablar del término poliinsaturado, que simplemente significa que la molécula tiene varios enlaces dobles y, por tanto, es más "reactiva".

    Un ácido graso omega 3 también tendrá un doble enlace en 6 y 9, un omega 6 tendrá un segundo en 9 mientras que un omega 9 solo tendrá un doble enlace simple, por lo que será monoinsaturado. Podemos entender fácilmente que cada tipo de ácido graso tiene funciones específicas.
    Podemos distribuir los requisitos de ácidos grasos de la siguiente manera

    50% omega 9, 25% de omega 3 y 6, 25% de ácidos grasos saturados.

    Nosotros podemos encontrar nuestra cantidad de omega 9 y ácidos grasos saturados con bastante facilidad, pero no ocurre lo mismo con los omega 3 y 6.

    Históricamente, encontramos omega 3 en el pescado y omega 6 en la carne. La Biblia nos enseñó que el viernes era el Día del pescado, con una proporción de omega 3 a 6 aproximadamente de 1 a 5, estábamos en la dirección correcta. Pero los tiempos han cambiado, comemos menos pescado pero además lo alimentamos con harina animal rica en omega 6.

    El desequilibrio entre omega 3 y 6 es el primer factor que provoca una acumulación de reservas de grasa en el organismo.

    Regular la proporción entre omega 3 y 6 es fundamental para una buena salud y más aún para bajar de peso.

    La industria agroalimentaria habiendo entendido que para vender más era necesario notificar sobre la presencia de omega 3 en productos industriales, los químicos han fabricado omega 3, nada podría ser más sencillo, con solo calentar y crear dobles enlaces y allí podemos etiquetar "Contiene omega 3" e incluso añadirle el porcentaje de la ración diaria recomendada... ¡Todo bien en el mejor de los mundos! Excepto que…

    La industria puede "crear" muchas cosas, demasiadas cosas, pero muy pocas veces sabe cómo reproducir la naturaleza.
    Volvamos a nuestro libro de texto de química orgánica, donde en los 2 lados del doble enlace tengo un átomo de hidrógeno, por lo que son 2 átomos. Hay 2 posiciones posibles para el hidrógeno, ya sea en el mismo lado y se llama enlace cis o en ambos lados, llamándose entonces enlace trans.

    La industria solo sabe cómo crear enlaces trans que forman una cadena lineal, mientras que la naturaleza crea enlaces cis que producen una cadena doblada.

    Las paredes celulares están hechas de ácidos grasos insaturados y sus paredes tienen una forma curva similar a un enlace cis que proporciona la elasticidad necesaria a la membrana celular.
    En cuanto a los enlaces trans, ellos crean una cadena rígida que produce paredes celulares demasiado rígidas...

    Una vez más, el hombre no puede igualar a la naturaleza.

    En conclusión, si un producto se ha calentado para obtener un ácido graso insaturado, ¡huya de él!